martes, 26 de agosto de 2014

¿Qué es la Ansiedad y Cómo Manejarla? Parte 1


La ansiedad es un automatismo biológico, que se activa cuando la persona percibe un estímulo amenazante. Esto que percibe, puede ser real o imaginario.
Este mecanismo de protección, lo tenía el hombre primitivo, para defenderse del mundo hostil y amenazas del medio ambiente, como lo sería el ataque de un dinosaurio. El hombre moderno ha evolucionado, pero aún tenemos sabiamente instalado, este automatismo  biológico.
Por ejemplo, en caso de que ocurra un terremoto,  nuestro organismo activará en seis segundos dilatación de la pupila (para ver mejor la amenaza), tensión muscular (por si tenemos que correr), diarrea, orinarse en la ropa o sudoración, (para eliminar toda la carga innecesaria del organismo), taquicardia (porque el corazón debe bombear más sangre y oxígeno a los músculos).  Se activa un mecanismo de “Enfrentamiento o Huída”.  Estas respuestas automáticas, son para salvar nuestras vidas, en caso de emergencia.
Pero: ¿qué ocurre, cuando éste estado emocional, continúa en nuestro organismo, creándonos una" falsa alarma? La persona comienza a experimentar angustia, incomodidad.  Esto es porque la ansiedad crea síntomas en el organismo y temor a nivel psicológico.
Dentro de los signos más significativos se encuentran: temor anticipado o preocupación de que algo malo va a pasar, dificultad para conciliar el sueño (nadie duerme con la pupila dilatada), síntomas somáticos musculares (recuerden que el músculo debe contraerse, porque la mente cree que tiene que correr, síntomas de falta de aire o disnea, (porque cuando vamos a correr, cogemos una bocanada intensa de aire, para retenerlo en los pulmones y correr), luego nos quedamos descalibrados al respirar, sintiendo presión en el pecho. También síntomas del sistema nervioso autónomo, como lo es la palidez ( la sangre retrocede, pensando que si nos hieren, prevenir que el organismo se desangre).
Pues como verán, la ansiedad, si la entendemos, podemos hacerla nuestra mejor aliada.
En la próxima, les daré algunas recomendaciones, para estabilizar, dicho estado emocional.

Con mucho cariño,
Dra. Aracely Ortiz López