lunes, 15 de septiembre de 2014

¿Qué es un Misógino? Parte 111


 En este artículo, describiré los diversos tipos de personalidades de hombres misóginos. Algunos autores hablan hasta de ocho tipos diferentes y sus diversas combinaciones. Pero la Dra. Susan Forward, en el libro “Cuando el Amor es Odio” (quien vivió la experiencia, en carne propia), habla de al menos tres importantes.

1: El Príncipe: Es aquel hombre que entra a la vida de una mujer,  como en los cuentos de Disney.  El Príncipe Encantador. Te enamora de un flechazo.  Amor a primera vista. Detallista, encantador, caballeroso, se gana la familia en poco tiempo. Crea una imagen mistificada, carismática. Te hace sentir como la “princesa”, que se llevó el gran tesoro. Te llama todo el tiempo. Todo tiene que girar a su alrededor, en el refuerzo de sus maravillosas capacidades o negocios. Hace pensar, que este hombre está locamente enamorado de ti. Tienen necesidad de halagos y buscan mujeres que le refuercen ese falso ego.  Por lo tanto, tienden a ser infieles con frecuencia. La mujer se esfuerza  en no dejar que le quiten a su príncipe. Toda una montaña rusa emocional. Como la relación es tan intensa y vertiginosa, se obvia el peligro. No se ven los indicadores.  Cuando se acaba el idilio, te culpabiliza, de que te fue infiel, porque ya tú no estabas tan atenta hacia él. Entra en periodos de furia por situaciones insignificantes, pero siempre, por supuesto, tienes la culpa.

2: El Grosero o Patán: Por cualquier motivo, este tipo de hombre, entra en comportamiento destructivo, sabotajes, agresión, y eso hace que la mujer se esfuerce más en complacerlo para mantener la armonía. Te tildará de loca, neurótica, te dirá que no eres merecedora de su amor, amenazará con abandonarte y te confundirá, ya que  negará que dijo, tal o cual cosa. La confusión y culpabilidad, además de la baja autoestima te hundirán aún más.

3: El Víctima: Cuando la mujer busca ayuda y el misógino observa que va a ser abandonado, asume roles de víctima, llora, persigue, promete cambio, vuelve a su papel de príncipe y ¡zas!, caes tontamente, porque como dije al principio: “para estos hombres, el amor es odio”.

Así que si identificas que estás en una relación con un misógeno,busca ayuda. Entrar fue fácil, lo difícil es salir.

Con mucho cariño.

Dra. Aracely Ortiz López