viernes, 12 de febrero de 2016

Humanoides versus Seres Humanos


                                                     

                                                 Humanoides versus Seres Humanos


Recientemente se ha estado ventilando públicamente la nueva creación robótica llamada "Nadine".  Ella es un androide humanoide, diseñada para reconocer emociones, identificar las personas, responder a preguntas, dar las gracias, estrechar la mano de las personas y sabrá Dios, que otras cosas más.  Eso está muy bien, porque son adelantos científicos.   

Lo  más significativo es que ahora están trabajando en una tecnología donde los próximos humanoides  puedan tener conciencia de si mismos, reconocer intenciones, situaciones etc. Son robots sociales.  Hasta aquí, ni bueno, ni malo.  ¿Pero, hasta dónde, se puede llegar con la inteligencia artificial?
 ¿Podrán en un futuro, reconocer el dolor ante una pérdida de un ser amado?  Una persona con fobia social o con antropofobia o antrofobia (literalmente "miedo a la gente"),  tener por compañía a la prima de "Nadine", porque le llena ese espacio seguro? Y...un menor  sin inteligencia emocional y dificultad para relacionarse con sus pares: ¿podría tener un androide humanoide que le enseñe o le modele el comportamiento apropiado? 

Todo esto es muy significativo. Pues la interacción humana depende en más de un 90%  de la comunicación no verbal, gestos, microconductas, que son captadas en microsegundos, por el hemisferio cerebral derecho. También de tener empatía, consciencia superior, es decir, consciencia espiritual. 


En mi practica privada he tenido casos de jóvenes,  que por estar tantas horas anclados a juegos virtuales, crearon una vida imaginaria, padres, hermanos, pareja, casa, escuela, cosechas virtuales. Sentían luego culpabilidad, ya que si no estaban conectados, tenían la sensación de haber abandonado a su familia.

Estamos ante muchos retos como padres, educadores, profesionales de la salud mental.  La importancia del contacto humano, el modelaje apropiado,  la experiencia del aprendizaje mediado y de utilizar el andamiaje para construir relaciones afectivas, es lo que nos puede salvar de entrar en un vacío afectivo, social y espiritual.  

Con mucho cariño.

Dra. Aracely Ortiz López
Mentora Emocional, L.C.I. Hipnocoach