sábado, 11 de octubre de 2014

Hipnosis Naturalista y los Cambios Emocionales Positivos a Corto Plazo


Hipnosis Combinada con Terapia Lumínica


Existen muchos mitos sobre lo que es hipnosis, desinformación, temores innecesarios, percepción de que un hipnoterapéuta puede tener el control total de la mente del hipnotizado. Nada más lejos de la verdad.

La hipnosis es un estado natural de centralización interna, donde la persona puede activar todos sus recursos inconcientes (olores, sabores, recuerdos, sensaciones, creatividad, movimientos neuromusculares, liberación de emociones, experiencias del pasado, etc), para crear una mejor experiencia y hacer mejor utilización de los objetivos terapéuticos que desee lograr..

Según algunas definiciones, que se encuentran en internet Hipnosis, proviene de un término griego que significa “adormecer”, se refiere al estado o la condición que genera el hipnotismo. Éste, a su vez, es un procedimiento que consiste en inducir a una persona a la somnolencia.

Otra definición: “un estado de inconsciencia semejante al sueño que se logra por sugestión y que se caracteriza por la sumisión de la voluntad de la persona a las órdenes de quien se lo ha provocado. La palabra sumisión, asusta, que te controlen la voluntad, peor, que te den órdenes, ni pensarlo. 

Todo esto se refería a la hipnosis clásica, ya básicamente en desuso. En sus inicios quienes tenían el poder para realizarla, eran los psiquiatras, Muchos  de ellos trabajaban con pacientes psiquiátricos, sobremedicados.

Quien rompe con este estereotipo es el Dr. Milton Erikson, que simplifica y explica, creativa y majestuosamente, que todos poseemos esta capacidad natural, de relajación profunda y autoenfoque. Lo que necesitamos es un guía quien conozca las técnicas necesarias, y que nos guie como en una excursión hasta nuestro mundo interno, para conocernos mejor, desbloquear emociones, conectarnos con nuestro ser de paz y/o ruido interno.

Entonces podemos liberar todo el potencial creativo y dantesco que poseemos, una vez hemos procesado, temores, ansiedades, coraje, tristezas, centralización en el pasado y otros sentimientos tóxicos, que son los que nos bloquean y entorpecen nuestro crecimiento y evolución personal. La hipnosis puede ser combinada, con muchos recursos, como sonidos, terapia de luz y movimiento, lo que facilita la inducción del proceso.  Es un una forma de sanar maravillosa.

Así que un poquito de una buena terapia hipnótica, te aliviará de muchos años de estancamiento. Mi recomendación, es que te atrevas.

Con mucho cariño,

Dra. Aracely Ortiz López